El Sabueso afgano, elegante de pelo largo

Historia

La raza del sabueso afgano es ampliamente conocida en todo el mundo, no solo por su asombrosa apariencia, sino también porque es una de las razas más antiguas del mundo. La última investigación de ADN ha confirmado que el sabueso afgano se originó mucho antes del nacimiento de Cristo y, por lo tanto, su existencia se remonta quizás a más de 3000 años. Desde la antigüedad, estos animales se han llamado Tazi en su tierra natal.

Ahora rara vez se utilizan para la caza, pero hace unos siglos todo era exactamente lo contrario.  Cabe destacar que los perros no suelen participar directamente en la matanza del depredador, ya que su tarea era conducirlo y restringir el movimiento hasta la llegada del cazador, quien generalmente seguía a sus asistentes a caballo.

De hecho, aparte de las pruebas de ADN y las historias, así como el folclore y las imágenes, no hay otra evidencia de estos animales. Se cree que el lebrel afgano moderno desciende del cruce de la antigua raza afgana con el Saluki. La primera evidencia oficial escrita se remonta a 1925. Este es el primer documento oficial escrito que se refiere a los sabuesos afganos y pertenece a la pluma de un oficial inglés.

El oficial mantuvo una perrera completa de estos perros no lejos de Kabul, y envió a varios individuos a Inglaterra, de hecho, el documento nos dice exactamente sobre esto. Este es un informe oficial, algo así como una hoja de ruta. Desde Inglaterra, la raza se extendió a América. Donde también recibió muchas críticas positivas.

En los años setenta, hubo un gran salto en la popularidad de esta raza, y todo gracias a la muñeca Barbie. El caso es que fue en los años 70 cuando salió la famosa serie, en la que estaba presente la raza Lebrel Afgano, lo que la convirtió en una de las razas más reconocibles en América y en todo el mundo. En los años 80, estos perros se convirtieron en verdaderas estrellas de los espectáculos del American Kennel Club.

Descripción

El sabueso afgano tiene un físico elegante, un hocico alargado, orejas largas con pelo espeso que cuelga a los lados de la cabeza. Las extremidades son largas, a la cruz el perro es alto, el pelaje cubre densamente todo el cuerpo. La cola es corta y a menudo se encrespa hacia arriba.

Personalidad

La raza afgano tiene un carácter un tanto atípico, y esto se refleja en todo. Por un lado, se trata de animales muy cariñosos y abiertos, que, dentro de su familia, son una fuente inagotable de bondad, cariño y diversión. Por otro lado, de repente, sin razón aparente, pueden volverse retraídos y no hacer contacto por completo.

La independencia interna y como si el aislamiento de todos los que nos rodean, de hecho, no impide que estas mascotas sean obedientes e increíblemente leales.

Otra cosa es que a veces el perro simplemente no tiene ganas de entrenar o jugar contigo, y de nada sirve intentar, utilizando presión, psicológica o física, obligarlo a entrenar en un día claramente indicado por ti. De hecho, no servirá de nada y solo será perjudicial. Es mejor simplemente dar por sentado este lado de la naturaleza del animal y tener en cuenta que han vivido en este planeta durante miles de años.

Trata muy bien a los niños, si se trata de un niño de una familia en la que vive el perro, ella lo percibirá en silencio como una criatura nativa. Pueden ser tímidos, por lo que es mejor no tenerlos en una casa con niños menores de 4 años debido a los sonidos fuertes y al comportamiento inadecuado de los niños hacia los animales. De hecho, es difícil encontrar un perro más cariñoso, inteligente y cariñoso en relación con los seres queridos, pero en relación con los extraños todo es completamente diferente.

El sabueso afgano es neutral con los extraños, pero cauteloso, no muestra agresión, pero siempre está atento. Si es un amigo de la familia, el perro mostrará más simpatía, pero no de inmediato. El afgano tampoco les ladrará a los invitados, sino que simplemente los ignorará. Por esta razón, como vigilante, esta raza no es adecuada.

Estos animales tienen un nivel de energía bastante alto, necesitan caminar por la calle todos los días y es deseable que el dueño juegue varios juegos con su mascota. Es una buena idea correr juntos. No es raro que los sabuesos afganos elijan a una persona como su único dueño, incluso si viven con una familia.

Formación

Como dijimos anteriormente, la raza Afghan Hound tiene un carácter bastante independiente. Por un lado, esto puede causar ciertas dificultades en el entrenamiento, por otro lado, si el propietario muestra suficiente flexibilidad y forma el enfoque correcto, los problemas pueden evitarse por completo.

En primer lugar, no intente obligar al perro a hacer ejercicio con presión, gritos o golpes cuando no esté dispuesto a ello. Ella solo se volverá más retraída, eso es todo. Mejor, ve al encuentro de la mascota y pospone el adiestramiento hasta mañana. Si mañana el perro no muestra mucho entusiasmo, pruebe con un pequeño truco: traduzca el proceso de entrenamiento en un formato de juego.

Simplemente juegue con el perro y, en el proceso, ingrese algunos comandos cuando vea que el animal se deja llevar por el juego. Además, recuerde que el sabueso afgano se abre a la bondad, el afecto, la ternura y se retrae en respuesta a la mala educación. Por cierto, ten en cuenta que al entrenar a esta raza, las golosinas no funcionan como motivadores.

Cuidado

El sabueso afgano debe peinarse 2-3 veces a la semana, su pelo es largo, grueso y, por lo tanto, la raza no es muy adecuada para mantenerla en un apartamento.

Las uñas deben cortarse 3 veces al mes. Las orejas se limpian 2-3 veces a la semana, los ojos se limpian de depósitos diariamente.

Se tiene que bañar todas las semanas con un buen champú con un nivel de pH bajo debe diluirse un poco con agua, humedecer el pelaje con agua a temperatura ambiente y luego aplicar el champú desde la raíz hasta la punta masajeando ligeramente. Entonces puedes usar un bálsamo. Seque la lana con un secador de pelo, es mejor desarmar los enredos con los dedos. Además, el abrigo se puede recortar o dejar sin tocar.

Enfermedades comunes

El lebrel afgano tiene algunos problemas de salud como la mayoría de los otros perros. Entre ellos:

  • displasia de la articulación de la cadera
  • alergia
  • cáncer
  • cataratas juveniles: esta es la principal causa de pérdida de visión en el pastor afgano
  • hipotiroidismo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.