Problemas de salud en los perros

Los perros pueden sufrir toda una serie de enfermedades y otros problemas de salud graves. Algunas de estas enfermedades son hereditarias, mientras que otras son causadas por virus; otras están relacionadas con el estilo de vida y las influencias ambientales. Dado que los costos veterinarios pueden ascender a cientos o incluso miles de dólares, tanto los actuales como los futuros propietarios de perros deben estar bien informados sobre las diversas enfermedades que pueden afectar a un perro aparentemente sano en cualquier momento. Más allá de estos factores financieros, un querido compañero de la familia podría terminar sufriendo terriblemente estas graves enfermedades y trastornos, y cualquiera que se preocupe por la salud y el bienestar de su amigo de cuatro patas necesita conocer todos los peligros que pueden estar al acecho.

Condiciones genéticas

En los perros de raza pura en particular, hay una serie de bombas de tiempo genéticas que pueden estar en la maleza esperando a manifestarse en cualquier perro lo suficientemente desafortunado como para haber perdido la lotería genética. Cuando se adquiere un perro de un criador, es importante tratar de encontrar un vendedor responsable que pueda proporcionar información genética sobre los padres, e incluso los abuelos de cada perro que se ofrece para la compra. Si un criador no puede proporcionar esa información, entonces no debe ser considerado un comerciante de confianza y cualquiera que compre un perro a esa persona es probable que se encuentre con un animal que más adelante comience a desarrollar problemas de salud significativos.

Sin embargo, independientemente de las precauciones que los dueños de los perros intenten tomar, es inevitable que se sigan manifestando trastornos genéticos de muchos tipos, que causan dolor y sufrimiento a los perros y muchos momentos preocupantes para sus cuidadosos compañeros humanos. Uno de los trastornos genéticos más conocidos y notorios es la displasia de cadera, que se encuentra en muchas razas grandes de perros en particular.

La displasia de la cadera es una desalineación de la cavidad de la cadera que causa la degeneración de las articulaciones, lo que eventualmente lleva a una dolorosa artritis que dificulta la movilidad de los perros que sufren de esta condición. Este trastorno es extremadamente doloroso, y es una de las principales condiciones genéticas que los criadores tratan de detectar antes de criar perros y poner sus crías a la venta. Los perros que sufren de displasia de cadera pueden ser tratados con medicamentos para la artritis canina (generalmente por medio de una inyección), y en algunos casos extremos pueden necesitar una cirugía de reemplazo de cadera para recuperar su movilidad.

La enfermedad de Von Willebrand es una condición que puede afectar a muchas razas. Los perros con esta condición carecen de un factor proteínico que interfiere con la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre. No es muy diferente de la hemofilia en los humanos. Los perros con la enfermedad de von Willebrand pueden sufrir una pérdida de sangre significativa o incluso desangrarse hasta morir si se cortan o sufren algún tipo de lesión interna.

La dermatitis atópica canina es un desorden crónico de la piel que causa un picor extremo en los perros que la padecen. El labrador y el Golden retriever son especialmente vulnerables a la dermatitis atópica, ya que casi el 50% de estos perros sufrirán este trastorno hereditario. Hay una serie de medicamentos disponibles en los veterinarios que pueden ser utilizados para ayudar a los perros a lidiar con la picazón severa asociada con la dermatitis atópica.

Enfermedades virales

El moquillo es probablemente la mayor amenaza de enfermedad que enfrentan los perros. Hasta el 80% de todos los cachorros infectados con esta enfermedad perecen, por lo que todos los perros deben ser vacunados contra el moquillo tan pronto como sea posible después de ser llevados a casa. El moquillo aparece como un síntoma que imita a un resfriado o a la gripe, pero eventualmente este virus atacará el sistema nervioso, llevando a convulsiones que se asemejan a un ataque epiléptico o a una apoplejía. Esta es una enfermedad altamente contagiosa que puede ser transmitida de perro a perro por la saliva, o a través del contacto con materia fecal y orina.

El gusano del corazón tiene un interesante patrón de desarrollo. Comienza como micro larvas en el cuerpo de los perros, que pueden pasar a los mosquitos y luego de nuevo a los perros cuando los mosquitos se alimentan. Estas larvas eclosionan en el cuerpo del mosquito, y cuando vuelven a pasar al perro gravitan hacia el corazón mientras crecen y se convierten en gusanos que pueden alcanzar una longitud de 14 pulgadas. Los gusanos del corazón sin tratar pueden dañar el corazón y otros órganos y, en última instancia, traer la muerte a un perro infectado. Existen pruebas para el gusano del corazón, por lo que puede ser capturado y tratado durante las revisiones periódicas.

La parvovirosis canina data sólo de finales de los años 70. Este virus relativamente nuevo puede transmitirse fácilmente de un perro a otro a través del contacto con las heces, y es un virus de acción rápida que puede causar la muerte en dos o tres días. Se ha desarrollado una vacuna que ha reducido los estragos de esta terrible aflicción, pero todavía hay áreas del país donde el parvovirus canino representa una amenaza significativa.

Enfermedades virales

El moquillo es probablemente la mayor amenaza de enfermedad que enfrentan los perros. Hasta el 80% de todos los cachorros infectados con esta enfermedad perecen, por lo que todos los perros deben ser vacunados contra el moquillo tan pronto como sea posible después de ser llevados a casa. El moquillo aparece como un síntoma que imita a un resfriado o a la gripe, pero eventualmente este virus atacará el sistema nervioso, llevando a convulsiones que se asemejan a un ataque epiléptico o a una apoplejía. Esta es una enfermedad altamente contagiosa que puede ser transmitida de perro a perro por la saliva, o a través del contacto con materia fecal y orina.

El gusano del corazón tiene un interesante patrón de desarrollo. Comienza como micro larvas en el cuerpo de los perros, que pueden pasar a los mosquitos y luego de nuevo a los perros cuando los mosquitos se alimentan. Estas larvas eclosionan en el cuerpo del mosquito, y cuando vuelven a pasar al perro gravitan hacia el corazón mientras crecen y se convierten en gusanos que pueden alcanzar una longitud de 14 pulgadas. Los gusanos del corazón sin tratar pueden dañar el corazón y otros órganos y, en última instancia, traer la muerte a un perro infectado. Existen pruebas para el gusano del corazón, por lo que puede ser capturado y tratado durante las revisiones periódicas.

La parvovirosis canina data sólo de finales de los años 70. Este virus relativamente nuevo puede transmitirse fácilmente de un perro a otro a través del contacto con las heces, y es un virus de acción rápida que puede causar la muerte en dos o tres días. Se ha desarrollado una vacuna que ha reducido los estragos de esta terrible aflicción, pero todavía hay áreas del país donde el parvovirus canino representa una amenaza significativa.

Enfermedades relacionadas con el estilo de vida y el medio ambiente

Como resultado de una mala dieta, la obesidad, la inactividad y la vejez, los perros pueden desarrollar los mismos tipos de condiciones que los seres humanos: cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes, artritis, osteoporosis, etc. Una dieta saludable, el ejercicio y los suplementos vitamínicos pueden ayudar a reducir la incidencia de estas enfermedades y a que las personas que las padecen se recuperen para llevar una vida sana y activa.

Los perros tienen muchos problemas de piel como resultado de la exposición y la infestación de parásitos como pulgas, garrapatas y ácaros. Hay una serie de productos disponibles en las tiendas de mascotas o de los veterinarios que pueden ayudar a tratar estos trastornos; pero hay una buena probabilidad de que la mayoría de los perros se enfrenten al ataque de los parásitos en múltiples ocasiones a lo largo de su vida.
El estreñimiento y la diarrea son comunes en los perros, al igual que en los humanos. Los alimentos procesados que carecen de humedad pueden provocar problemas con el primero, mientras que un perro que come algo que no debería, lo cual es lamentablemente frecuente, puede provocar el segundo.

La prevención es la mejor defensa

Esto es sólo una muestra del tipo de problemas de salud que asolan a los perros y a los dueños de los perros de la cama. Los chequeos médicos regulares, las vacunas y los registros genéticos adquiridos de los criadores son las principales armas que los propietarios de perros tienen a su disposición para tratar de combatir estos problemas de salud. Sin embargo, casi todos los perros sufrirán algunos problemas de salud durante su vida, y cualquiera que esté planeando tener un perro debe estar preparado emocional y financieramente para lidiar con esta realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.