El Perro Guardián de Moscú

Historia

El perro guardián de Moscú es una raza muy conocida en la CEI, reconocida y amada por muchos criadores de perros. Lo creado por orden del gobierno de la URSS. Buscaban un perro grandes y poderosos. La razón principal de la orden fue que el número de perros de servicio había disminuido significativamente durante los años de guerra.

Los principales requisitos para la raza futura son la sencillez, la resistencia, la inteligencia y la versatilidad, una alta vitalidad y la capacidad de actuar de manera efectiva en diversas condiciones climáticas, incluidas las extremas. Estos perros debían tener un esqueleto fuerte, de gran tamaño, excelentes cualidades de guardia y guardia.

La orden de crear la raza fue dada a la escuela central de cría de perros militares «Krasnaya Zvezda». El primer mestizaje tuvo lugar a finales de los años cuarenta, bajo la dirección del profesor biólogo N.A. Ilyin. El mestizaje fue realizado por el director del vivero de cría Nikolai Ivanovich Bortnikov, un verdadero profesional en su campo.

Tomó más de un año encontrar la apariencia final del perro guardián de Moscú. Se utilizaron las razas de Pastor Caucásico, San Bernardo y Sabueso Ruso Piedras para crearlo. El primer estándar de la raza se publicó en el catálogo de la 22a Exposición Canina del Servicio de la Ciudad de Moscú, en 1958.

Descripción

La raza de perro guardián de Moscú se distingue por su gran tamaño, tiene extremidades un poco más largas que la media, pelo largo, cuerpo alargado y musculoso. La cabeza es grande, maciza, el cuello es de longitud media, las mandíbulas son poderosas y anchas, las orejas cuelgan a los lados de la cabeza.

Personalidad

El perro guardián de Moscú es un perro seguro de sí mismo con un carácter equilibrado y una actitud normal hacia las personas que la rodean. Si eres amigo de la familia, y no eres un intruso que entró al territorio protegido por este animal, no tienes nada que temer. El perro guardián de Moscú nunca se apresurará hacia una persona amigable sin razón, al menos si fue educada normalmente y no rompió su psique a una edad temprana.

Esta raza tiene excelentes cualidades protectoras, es muy territorial, es un excelente vigilante en todos los aspectos. El pelaje grueso, la constitución grande y el esqueleto fuerte, junto con un peso corporal impresionante, brindan al perro una protección ideal contra cualquier factor ambiental adverso.

Incluso si tiene un territorio lo suficientemente grande, no importa: el perro hace un excelente trabajo con esta tarea. Por el contrario, podemos decir que esto no solo no será un problema, sino que también beneficiará a su mascota, ya que la raza de perro guardián de Moscú necesita mucho espacio libre y le encanta estar al aire libre.

No es muy conveniente mantenerlos en un apartamento de la ciudad, debido a la falta de espacio libre. Aunque el perro guardián de Moscú se adapta bastante bien a las condiciones del entorno y puede adaptarse al apartamento, lo principal es no conseguir este perro si tu vivienda urbana es pequeña. La raza tiene un alto nivel de energía, ama las caminatas, los juegos, está bien entrenada y entiende perfectamente a una persona.

Trata bien a los niños si estos perros viven en una familia, por lo general, no seleccionan a ninguna persona en particular como su dueño. El perro guardián de Moscú se lleva bien con otras mascotas, incluidos los gatos, aunque para tener total confianza es mejor presentarlos a una edad temprana. Además, no te olvides de la socialización temprana de tu mascota, lo que ayudará a que el personaje sea más abierto y versátil.

Formación

La raza de perro guardián de Moscú es ideal para entrenar a varios equipos: de ella puede formar un guardia y protector ideal en todos los aspectos. Nunca se retirará del peligro y defenderá su territorio y su familia a costa de su vida.

El entrenamiento puede comenzar a la edad de 6-8 meses, con corrección de comportamiento y comandos simples. Esta raza tiene independencia y fuerza internas, por lo que es necesario ganarse el respeto, no estar nervioso sin motivo, ser justo, sabio y un dueño amable, quien, si castiga, no llega demasiado lejos y siempre – por la causa. Estos animales no se recomiendan para dueños tímidos o sin experiencia.

Una vez que haya dominado los comandos simples, puede introducir distracciones en el proceso de aprendizaje y luego pasar a comandos más complejos.  No se olvide de las recompensas, este es un aspecto importante de cualquier entrenamiento. A una edad temprana, el entrenamiento se puede variar con una variedad de juguetes y situaciones de juego.

Cuidado

Debido a la gran cantidad de lana, la raza Moscow Watchdog debe cepillarse al menos dos veces por semana. Asegúrese de mantener las garras del animal recortadas y las orejas y los ojos limpios. Necesitas bañarte con champú, si es necesario. Además, se debe tomar una actitud responsable en la selección de la dieta, ya que esta raza es bastante sensible en este asunto.

Enfermedades comunes

Estas son algunas de las condiciones que pueden tener estos perros:

  • obesidad: esto se puede evitar con una selección y regulación adecuadas de la nutrición
  • diversas alergias: la alergia alimentaria más común.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.