El Pastor de Anatolia, una de las razas mas antiguas del Mundo

Historia

La raza Pastor de Anatolia pertenece a una de las más antiguas y, según diversos estudios arqueológicos, procede de perros de caza que vivieron 4000 años antes de Cristo. Su área de existencia estaba en el territorio de Mesopotamia, al que pertenece parte de la Turquía moderna. Gracias a sus sobresalientes cualidades de protector y guardián, gracias a su enorme fuerza, audacia, la capacidad de resistir incluso a los grandes depredadores, este perro se ha ganado el respeto de los pueblos antiguos.

Podemos decir que el desarrollo de la raza se produjo de forma natural, gracias a las particularidades de la actividad y al modo de vida, que predeterminó esta actividad. Estos incluyen la protección del ganado en los pastos, la protección de los hogares y la caza. A esto se suma el clima difícil, una gran cantidad de peligros y, a menudo, la necesidad de deambular junto a sus dueños o rebaños que se desplazaban por la meseta de Anatolia. Durante muchos siglos de tal vida, la raza se ha endurecido y adquirido contornos claros, que se conservan en gran medida en la actualidad.

El perro llegó a Inglaterra gracias a la arqueóloga Charmian Hussey, trajo a varias personas alrededor de 1970. Desde entonces, la raza de pastor de Anatolia comenzó a conquistar el mundo occidental, habiendo conquistado previamente al oriental, durante muchos siglos de servicio a la gente.

Por cierto, estos perros son muy apreciados en Australia, donde aparecieron en 1985, y hoy son muy populares junto con la raza Kelpie australiana. Sin embargo, si estos últimos se utilizan para el pastoreo de ganado, el Pastor de Anatolia realiza funciones de protección directamente dentro de la tierra de cultivo.

Ahora hay un animado debate sobre si el Pastor de Anatolia es una raza independiente o si este nombre puede caracterizar a toda una familia de razas que son similares entre sí y viven en el mismo territorio. Estos incluyen el perro turco Kangal, Akbash y otros.

Descripción

Son perros grandes con una estructura musculosa. Tienen piernas largas y fuertes, un pecho poderoso y una cabeza ancha con orejas caídas hacia el frente. La cola es esponjosa, generalmente no está cortada. Con un peso de aproximadamente 60-70 kg, a primera vista, el perro no parece tan masivo como, por ejemplo, un alabai (con un peso similar), pero esta es una sensación engañosa. El pelaje tiene una capa interna.

Personalidad

Un perro de la raza Pastor de Anatolia tiene una tremenda resistencia y fuerza, y no solo externa, sino también interna, es decir, fuerza de carácter. No se recomienda iniciarlo por propietarios sin experiencia o personas de disposición tímida. Si eres ese tipo de persona, al menos contrata a un entrenador experimentado para que te ayude a criar a tu mascota.

Este rasgo de carácter se debe al hecho de que la raza creció y se desarrolló durante varios miles de años en condiciones de soledad casi absoluta. Se requería que el perro estuviera bajo la protección de la manada de ganado, sin ninguna educación especial ni socialización. Y por lo tanto, en las condiciones modernas, lo que se necesita es la socialización y la educación adecuada.

El intelecto agudo les permite comprender perfectamente al propietario y sus requisitos, pero los comentarios o la severidad deben ser razonables y justos.

Tienen una tendencia a la agresión innata, pero, junto con esto, hay amabilidad. Si el Pastor de Anatolia está demasiado enojado, es posible que incluso le resulte difícil detenerlo cuando se lo ordene; considere esto.

A esta raza le encantan los paseos y, en general, le encanta pasar tiempo al aire libre, le encantan las actividades y los juegos, necesita entrenamiento y comunicación. El lugar ideal para guardarlo es una casa particular con patio, también porque es muy territorial. El Pastor de Anatolia trata bien a los niños y a otras mascotas, incluidos los gatos. Aunque este último debería introducirse en el círculo social desde una edad temprana.

Formación

Dado que esta es una raza antigua con una fuerza interior tremenda, será muy difícil para un propietario con un carácter débil. Después de todo, debe tener confianza en sus acciones y palabras, sin temor a la respuesta o desobediencia del animal. Esta confianza interior es la clave de la conciencia del perro.

El entrenamiento debe comenzar alrededor de los seis meses de edad y primero lograr la implementación de comandos simples. Para hacer esto, incluso puede ayudar al perro en la posición deseada, combinándolo con el comando para formar una conexión lógica. La perseverancia y la paciencia son importantes aquí: es necesario devolver a la mascota al proceso sin enojo. Después de todo, en 10 minutos querrá jugar y correr. Al principio se puede combinar con juegos, pero gradualmente debería convertirse en una ocupación seria. No se deben permitir descansos.

La obediencia y la obediencia a las órdenes siempre van acompañadas de recompensar el éxito y castigar la mala conducta, esto es un axioma. Pero recuerda que el castigo no debe ser excesivo. Muchas personas optan por estudiar con un entrenador profesional y lo hacen con mucha prudencia; esto dará los mejores resultados. Así, en casa consolidarás el material pasado con un especialista.

Cuidado

La capa gruesa con capa interna requiere peinarse al menos 1-2 veces a la semana. Es imperativo recortar las garras, y también asegurarse de que las orejas y ojos del animal estén limpios, limpiándolos de depósitos. Puede bañar a su perro una vez a la semana o con más frecuencia según sea necesario.

Enfermedades comunes

La raza de perro Anatolian Karabash tiene buena inmunidad y resistencia, y es capaz de resistir la mayoría de las enfermedades conocidas. Sin embargo, la herencia deficiente y el cuidado deficiente de las mascotas pueden causar los siguientes trastornos.

  • la displasia de la articulación de la cadera es una enfermedad hereditaria
  • displasia del codo: en esta raza no es hereditaria, sino que surge del mantenimiento y desarrollo inadecuado de los huesos
  • gemodecosis: es causada por el ácaro demode
  • hipotiroidismo
  • entropión.

Además, según los últimos estudios, de los 23 perros probados, 4 murieron por cáncer en la vejez.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.