El Mastín, grande y poderoso

Historia

La raza Mastín es una de las razas de perros más antiguas del mundo y desciende de los molosos, perros antiguos de los que descienden muchas razas modernas. Por ejemplo, el Pastor de Asia Central (también conocido como Alabai), San Bernardo, Rottweiler y muchos otros perros también son originarios de Molosoides.

La gente usaba estos perros no solo para cuidar el ganado, proteger hogares, propiedades, sino también para la caza y la guerra. Posteriormente, cuando los molosos comenzaron a dividirse en ciertas razas, se extendieron gradualmente a muchas partes del mundo, principalmente en el continente europeo y Oriente Medio.

Cuando Hannibal hizo su fantástica travesía de los Alpes, también tenía en su ejército a los antepasados ​​de los mastines modernos.

Posteriormente, la popularidad de estos perros no disminuyó en lo más mínimo. El legendario gobernante del Imperio mongol, Kublai Khan, nieto de Genghis Khan (siglo XIII d.C.), según la leyenda, tenía todo un ejército de mastines luchadores, incluidas 5000 cabezas. Usó estos perros tanto con fines militares como para la caza o el entretenimiento. Siempre han sido apreciados por su inmensa fuerza, resistencia, dedicación y valentía en la batalla.

El mastín ganó una inmensa popularidad en Inglaterra, donde fue criado a propósito hasta el siglo XV. Por supuesto, en esos tiempos lejanos, a menudo se usaban para varios tipos de deportes sangrientos: hostigar osos, jabalíes y simplemente peleas de perros. Cuando se prohibieron estas formas de entretenimiento en 1835, la población de la raza mastín inglés comenzó a disminuir rápidamente, sin embargo, las exposiciones caninas a principios del siglo XX jugaron un papel positivo.

La Primera y Segunda Guerra Mundial también pusieron a la raza al borde de la extinción, sin embargo, gracias a los esfuerzos de los criadores ingleses y europeos, hoy esta raza es una de las más reconocibles en todo el mundo. 32 ° lugar entre 155 razas y tipos reconocidos por el American Kennel Club; los números hablan por sí mismos.

Descripción

Son perros grandes y poderosos, con un pecho desarrollado, patas largas y una constitución musculosa. Aumentan bien de peso, tienen un cuello potente y una frente plana con protuberancia. Las orejas son planas y cuelgan a los lados de la cabeza. El hocico y la boca son grandes, con abundancia de pliegues. La cola suele estar cortada, aunque no siempre, y las orejas se dejan intactas.

Personalidad

A pesar de la apariencia amenazante, en su mayor parte, los mastines son perros amables con una disposición amistosa. Si el niño es demasiado pequeño, tenga cuidado: este es un perro grande y puede derribarlo accidentalmente incluso con un simple movimiento.

Entienden perfectamente a las personas, tienen un intelecto desarrollado y necesitan una estimulación constante de la actividad mental. A la raza Mastín le encanta caminar por la calle y en general le encanta estar al aire libre, por lo que, a la hora de comprar un cachorro, debes pensar en las condiciones que puedes ofrecerle. Después de todo, tanto su tamaño como sus preferencias personales indican que es muy deseable vivir en el sector privado y no en un apartamento de la ciudad. Pero son muy adaptables.

Estos perros necesitan una educación y entrenamiento adecuados, entienden bien lo que está sucediendo y, por lo tanto, no toleran la injusticia y la mala educación. Además, esto también se aplica a las disputas dentro de la familia. Los extraños son tratados con precaución, pero sin agresiones indebidas.

Formación

La raza Mastín tiene una mente aguda, por lo que comprende bien al propietario y sus requisitos. Si desea entrenarla para protección o protección, entonces es importante lograr del perro, tal tamaño y fuerza, obediencia absoluta, que a veces no es fácil. Especialmente si, en una pelea con otro perro, su mascota, por así decirlo, probó, a menudo puede detenerlo solo con sus propias manos.

Es necesario realizar un entrenamiento diario, a partir de una edad temprana (6-8 meses), logrando una ejecución de comando de alta calidad. Al principio no será fácil, ya que un perro joven quiere correr y jugar, así que en un principio puedes dar entrenamiento de forma lúdica y tener paciencia. Gradualmente, se puede prestar más atención a la ejecución de los comandos, mostrando elogios por el éxito. Asegúrese de interactuar con otros dueños de perros para que su mastín se acostumbre tanto a los humanos como a otros animales. Para una formación especializada, lo mejor es contratar a un profesional.

Cuidado

La raza de perros Mastiff es de pelo liso y, por lo tanto, solo requiere un cepillado semanal. Mantenga limpios sus oídos y ojos, bañe a su mascota al menos una vez a la semana, y preferiblemente dos veces por semana, y córtele las uñas a tiempo.

Enfermedades comunes

En general, la raza Mastiff son perros sanos, pero aún ocurren algunas complicaciones:

  • Hinchazón debido a una mala dieta y estilo de vida. El perro necesita comer 1-2 veces al día, beber mucha agua. Hacer ejercicio después de las comidas está contraindicado
  • atrofia progresiva de la retina
  • displasia de la articulación de la cadera
  • problemas en las articulaciones: el flagelo de muchos perros grandes, debido a su peso, el tejido del cartílago se desgasta más rápido
  • el osteosarcoma es un tipo de cáncer.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.