El Mastín Español, enorme y aterrador

Historia

Se desconoce el momento exacto de la aparición de la raza Mastín Español, sin embargo, está absolutamente claro que estos perros fueron utilizados por personas en la Edad Media. Un hombre en esa época lejana necesitaba un perro que pudiera realizar muchas funciones diferentes, siendo un asistente versátil y confiable.

Los deberes del animal, en primer lugar, incluían la protección del ganado y la protección del territorio del patio trasero, aunque muchos propietarios enjaulaban a los mastines en pequeños carritos. Dado el enorme tamaño del perro, esto no fue un gran problema para ella. En su tierra natal, todavía se le suele llamar Perro Merinero, ya que desde la antigüedad los españoles han criado ovejas merinas.

Cuando se trata de proteger al ganado en los pastos, el mastín español se desempeñó bien y podría ser una seria amenaza para el lobo. Además, no se debe confundir al mastín español con un perro de pastor, ya que, estrictamente hablando, no es un pastor. Otras razas se utilizaron como perros de pastoreo, junto con el mastín, y el mastín era un guardia ideal y una tormenta eléctrica para cualquier depredador que deseara atacar a las ovejas.

A mediados del siglo XX, la población de estos perros en su tierra natal disminuyó. Si bien la Segunda Guerra Mundial no afectó gravemente al país, la disminución de las explotaciones y, por tanto, del número de cabezas de ganado, provocó una disminución del número de mastín español.

La FCI creó el primer estándar de la raza del mastín español en 1946. La Asociación Española del Perro Mastín Español, organización fundada en 1981, se ha dedicado a restaurar la raza y recrear el tipo antiguo, pero con características modernas, aptas tanto para la guarda como para la vida familiar.

Ahora, además del mastín español reconocido oficialmente, existen 3 variedades más que no están reconocidas oficialmente:

  • mastín español trabajador
  • mastín keon
  • perro-lobo (lobo-mastín).

Descripción

Estos son perros grandes con una cabeza enorme y un hocico que tiene pliegues. Además, se pueden ver grandes pliegues en el cuello del perro. Orejas colgantes. La longitud del pelaje puede ser más corta o más larga según la región de origen del perro. Las extremidades son de longitud media, el pecho es voluminoso, poderoso, el físico es musculoso, macizo, la cola es de longitud media.

Personalidad

Este perro enorme y aterrador en las relaciones con las personas que lo rodean, de hecho, es sorprendentemente inteligente y comedido. Agresión irrazonable, comportamiento incorrecto e inapropiado y cambios repentinos de humor, todo esto es completamente poco común para el mastín español. Por el contrario, con las personas que lo rodean, por ejemplo, de paseo, estará comedido, paciente, pero al mismo tiempo alerta, permaneciendo listo para reaccionar ante cualquier peligro.

Los instintos de protección y vigilancia son genéticamente inherentes a estos perros, por lo que se minimiza el entrenamiento en este sentido. La formación, en su mayor parte, no causa dificultades a un propietario experimentado. Si por el contrario eres una persona tímida e indecisa que, además, no sabe manejar perros grandes e incluso les tiene miedo, es mejor elegir una raza diferente para ti.

El mastín español necesita un líder que lo oriente, una mano firme que sepa qué hacer en un momento u otro. Se llevan bien con otros animales, pero es mejor hacerlo a una edad temprana. Si se perciben a sí mismos como guardianes de su propio territorio, por ejemplo, en una trama personal, el comportamiento hacia los extraños será apropiado.

Cualquier delincuente o persona que amenace la vida y la salud de los propietarios será atacado instantáneamente; esa persona solo puede simpatizar con ella. Si el perro ve la disposición del dueño, cambia su actitud en consecuencia. Los niños son percibidos con normalidad, pero es mejor no dejar solos a niños pequeños menores de cinco o seis años con un perro tan grande. Tienen un intelecto desarrollado, excelente memoria, excelentes reflejos e instintos, entienden bien a una persona incluso en un nivel intuitivo.

Enfermedades comunes

El mastín español es muy sano y rara vez padece enfermedades. Los más comunes: displasia de cadera, displasia de codo, enfermedades de la piel.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.