¿Es una dieta de alimentos crudos adecuada para tu perro?

Si se lees las etiquetas de la parte posterior de los alimentos para perros preparados comercialmente, a primera vista puede parecer que están bien fortificados con todos los nutrientes que un perro necesita para mantenerse sano. Pero si lees un poco más de cerca, pronto te darás cuenta de que este tipo de alimento está muy cargado de conservantes, aditivos y otro tipo de sustancias o productos químicos de los que nunca has oído hablar y que probablemente no puedas pronunciar. Y son los granos, y no las carnes, los que constituyen los ingredientes principales de la comida seca comercial para perros, aunque el perro sea un carnívoro natural. En la búsqueda de algo más natural, muchos dueños de perros han cambiado a una dieta de comida cruda.

La comida cruda significa exactamente lo que te imaginas: carne y huesos crudos, carne de órganos, huevos crudos, frutas como naranjas, manzanas y peras y verduras crudas con almidón como el brócoli, las espinacas, las zanahorias y los pimientos. La idea es reemplazar los ingredientes a base de granos de los alimentos comerciales para mascotas por alimentos ricos en proteínas y vitaminas que no hayan perdido nada de su valor nutritivo a través de la cocción y el procesamiento. Una dieta de alimentos crudos intenta recrear los tipos de dieta con los que los perros habrían vivido antes de la domesticación, cuando aún vivían como depredadores salvajes. Los seres humanos son los únicos animales que necesitan cocer la carne más allá de lo posible para poder comerla. Para los perros, que evolucionaron como carnívoros y depredadores, una dieta cruda es totalmente natural y saludable.

No obstante, una dieta de alimentos crudos sigue siendo algo controvertido entre veterinarios, criadores, propietarios de perros y otras autoridades. Aunque los perros pueden haber sido carnívoros salvajes en el pasado, eso fue hace mucho tiempo y no se deduce necesariamente que la dieta de un perro moderno deba ser idéntica o incluso similar a la de sus antepasados.

Por otra parte, la mayoría de los que han probado una dieta de alimento crudo con sus perros y se han mantenido en ella, la recomiendan encarecidamente. Si estás pensando en poner a tu perro en una dieta de comida cruda, sin duda deberías familiarizarte con las controversias y temas involucrados antes de tomar una decisión final.

Beneficios

El sentido común sugeriría que una dieta cercana a la que se consumiría en la naturaleza es más saludable para cualquier animal que las alternativas y las experiencias e informes de los propietarios de perros que han puesto a sus animales en dietas de alimentos crudos parecen verificar esta suposición.

Los defensores de una dieta de comida cruda afirman que este enfoque proporciona todo tipo de beneficios para la salud. Los supuestos efectos positivos de la alternativa de la comida cruda incluyen:

  • Piel y pelo más sanos
  • Dientes y encías más limpios y el mejoramiento del «aliento de perro»
  • Pérdida de peso en perros obesos
  • Mejor digestión y heces más fáciles
  • Una reducción de los síntomas de la artritis
  • Mayor vida útil

Muchos de los que han puesto a sus perros bajo una dieta de comida cruda lo hicieron sólo después de que su animal comenzara a sufrir algún tipo de enfermedad física y una buena parte de estos propietarios de perros han informado resultados sorprendentes. Los alimentos preparados comercialmente, además de su excesiva dependencia de los cereales y el uso de aditivos químicos, también carecen de humedad, lo que podría explicar por qué tantos perros que comen exclusivamente comida seca para perros están plagados de problemas digestivos y estreñimiento. La fisiología del perro lo convierte en carnívoro natural y comer alimentos crudos es un comportamiento completamente normal incluso para un animal alejado de la naturaleza. Por lo tanto, no es sorprendente que el cambio a una dieta de comida cruda pueda ayudar a restaurar la salud de los perros enfermos.

Posibles riesgos

Los veterinarios han planteado algunas preocupaciones sobre la dieta de alimentos crudos. Gran parte del suministro de alimentos en los Estados Unidos está contaminado con bacterias como la salmonela y el e.coli, y la cocción de los alimentos es importante porque puede matar a estos microbios potencialmente peligrosos.

Los desequilibrios nutricionales también son preocupantes, porque aunque los alimentos comerciales para perros pueden tener sus defectos, al menos están fortificados para proporcionar todas las vitaminas y minerales que un perro necesita. Los alimentos crudos no tienen etiquetas y muchos propietarios de perros no tienen suficientes conocimientos sobre nutrición para elaborar una dieta para sus animales que satisfaga todas sus necesidades. Otra preocupación de los veterinarios es la posibilidad de que los perros se atraganten con los huesos crudos o incluso que dañen sus intestinos cuando intentan pasar los huesos que no han sido completamente masticados y digeridos. Algunos veterinarios también han señalado que la mayor parte de la evidencia sobre los beneficios de una dieta de alimentos crudos es anecdótica y aún no está respaldada por un estudio científico controlado.

Otro problema es el costo. Para muchos dueños de perros, el precio de la carne en particular podría obligar a los que intentan una dieta cruda a tomar algunos atajos, como comprar carnes grasas baratas o no proporcionar suficiente de ella como fuente de alimento. Una dieta de comida cruda bien diseñada será casi seguro más cara que las alternativas, y esto es algo que tendrán que tener en cuenta aquellos que contemplen la opción de la comida cruda.

La dieta de alimentos crudos en perspectiva

Los defensores del alimento crudo señalan que los perros tienen una constitución más fuerte que la de los humanos y no son tan vulnerables a las infecciones bacterianas. Los huesos pueden presentar un riesgo, pero siempre pueden ser molidos antes de alimentar a un perro. El costo es un problema, pero no tiene por qué ser un problema insuperable, ya que hay disponibles carnes de calidad a precios asequibles. Ciertamente, si se va a hacer el cambio a una dieta de alimentos crudos, entonces es absolutamente esencial que hagan una investigación exhaustiva para asegurarse de que serán capaces de proporcionar una dieta equilibrada y saludable para su compañero canino.

Una dieta de comida cruda representaría una elección saludable y natural para la mayoría de los perros. Sin embargo, dadas las preocupaciones que han planteado los veterinarios, puede ser una buena idea consultar con su veterinario antes de hacer el cambio, para asegurarse de que sabe todo lo que necesita saber para elaborar una dieta para su perro que le proporcione todo lo que necesita para vivir una vida larga y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.