Basenji

Basenji, un perro del este de África

Historia

La raza de perro Basenji es, de hecho, algo así como un lobo domesticado. Por supuesto, el lobo y este perro domesticado, los animales son diferentes, pero muy cercanos. Después de todo, el Basenji es un perro salvaje que no se ha alejado mucho de sus antepasados, o más bien hermanos, los lobos.

La raza Basenji nació y se desarrolló en el continente africano, y los lugareños apreciaron enormemente, y aún aprecian, estos animales verdaderamente asombrosos. En la antigüedad, había cazadores especiales que cazaban a Basenji, e incluso ahora, los residentes de áreas remotas dicen que cazar Basenji es un negocio más complejo y valioso que cazar una esposa. Aparentemente, hay algo de verdad en esto.

Los aborígenes apreciaban a los perros por sus excelentes cualidades de cazador, increíble instinto animal, excelente sentido del olfato y el oído, así como por su asombrosa mente, que a veces muestra maravillas de ingenio.

Hoy en día, la raza se considera rara y no es de extrañar. Después de todo, cuando por primera vez, a finales del siglo XIX, los europeos descubrieron estos perros en el Congo e intentaron transportar a varios individuos a Estados Unidos, todos los animales murieron muy rápidamente. Eran completamente inadecuados para otras condiciones ambientales, clima, ecología y, lo que es más importante, para enfermedades completamente diferentes.

El primer perro que pudo sobrevivir en un nuevo lugar apareció solo en 1930. Sobre la base de esta experiencia positiva, los criadores lograron traer algunos individuos más (los perros aparecieron tanto en los EE. UU. Como en el Reino Unido), gracias a lo cual crearon una pequeña población y luego fundaron un club. El club de razas Basenji se estableció en 1942.

 

Descripción

Los Basenji son perros delgados pero musculosos, fuertes y resistentes, con un pecho voluminoso. Las extremidades son largas, el hocico es ligeramente alargado, pero no largo, las orejas están erectas.

 

Personalidad

La raza de perros Basenji son animales muy divertidos y divertidos que tienen un alto nivel de energía, son siempre alegres y extremadamente curiosos. Podemos decir que este es un perro muy inusual que te traerá mucha alegría y momentos inesperados, te hará sonreír y, posiblemente, te cause algún inconveniente. Al final, es un ser vivo con sus propias ventajas y desventajas de carácter.

Dado que se trata de un perro domesticado, tiene un nivel muy alto de inteligencia e independencia interna, por lo que no esperes que te obedezca sin cuestionarlo. Esta no es esa raza en absoluto. En este caso, el perro debe entender por qué y por qué está siguiendo órdenes, lo que significa que, al menos, debe reconocer al dueño y al líder que hay en ti, por tus cualidades internas. Y no por una fuerza superior.

Esto generalmente es extremadamente ineficaz con esta raza, ya que con rudeza y golpizas solo pondrás al perro en tu contra, lo que hará que su carácter sea más reprimido, retraído, tímido. Pero al mismo tiempo, casi con certeza, increíblemente terco, y no lograrás la obediencia con ninguna paliza. Pero si el perro se convierte en tu amigo, absolutamente.

La curiosidad de Basenji es verdaderamente legendaria: si quieres esconderle la comida, cuídala dos veces. El perro puede esperar, esperar la noche en que nadie interfiera, luego subirse a una silla, de la silla a la encimera cerca del frigorífico, de ahí al frigorífico mismo, etc. Agilidad, flexibilidad, ingenio: tienes que vivir con todo esto todos los días y, por lo tanto, piénsalo dos veces también antes de comenzar con esta raza. Sin embargo, estos son amigos muy leales y cariñosos. Por cierto, en una casa privada debe haber una cerca alta sin agujeros, de lo contrario el perro puede ir a explorar el mundo.

Ya sea un gato, una ardilla, una paloma o un topo en su jardín. Lo más probable es que tarde o temprano veas a todos estos animales mortificados, pero no hay nada que puedas hacer al respecto. Por otro lado, el Basenji es un perro inteligente y, por lo tanto, puede entrenarse para vivir con cualquier animal bajo un mismo techo. Es decir, en la mente de un perro puede haber un gato «propio», que es como un amigo, pero todos los demás gatos seguirán siendo presa.

Son completamente inadecuados para las funciones de perros guardianes, ya que prácticamente nunca ladran. Basenji puede ladrar una vez, y eso es todo. Los investigadores sugieren que tal característica puede ser tanto natural, de la naturaleza, como adquirida en tiempos inmemoriales.

Formación

Basenji necesita una socialización temprana y una educación adecuada. Él aprecia un dueño justo, equilibrado y amable. Por mala conducta, se puede castigar de manera diferente, por ejemplo, mostrando con toda su apariencia una actitud hacia el acto del perro, así como retrasando el momento de comer.

En el entrenamiento, uno debe ser paciente y amable. No hagas las actividades demasiado monótonas, de lo contrario los Basenji se aburrirán. La clave aquí es la variedad, coherencia y alternancia de equipos con actividad física y juegos activos.

 

Cuidado

Basenji prácticamente no tiene olor a perro y es considerado el perro más limpio. Ella se lava como gatos.

La raza tiene un pelaje muy corto y apenas necesita cuidados. Peinarse una vez por semana es lo máximo. Siempre limpie sus ojos de depósitos a diario, mantenga limpias sus orejas, bañe a su perro una vez a la semana y córtele las uñas 3 veces al mes.

El metabolismo de Basenji es diferente al de los perros normales y es posible que no pueda encontrar la dieta adecuada de inmediato. También tenga en cuenta que las hembras están en celo solo una vez al año, aunque recientemente el número de individuos en celo ha aumentado 2 veces al año. La raza no tolera el frío, por lo que es necesario calentarse en invierno.

Basenji puede adaptarse bien a la vida del apartamento, pero los paseos diarios son imprescindibles ya que tiene un alto nivel de actividad. Sus necesidades pueden satisfacerse con una caminata larga seguida de un juego vigoroso.

 

Enfermedades comunes

La raza Basenji es propensa a varias enfermedades, que incluyen:

  • Síndrome de Fanconi
  • enfermedad intestinal sistémica inmunoproliferativa (malabsorción)
  • hipotiroidismo
  • membrana pupilar persistente
  • coloboma – enfermedad ocular hereditaria
  • atrofia progresiva de la retina
  • hernia umbilical
  • displasia de la articulación de la cadera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.